Las células de alta temperatura están diseñadas para trabajar cargando permanentemente en flotación por largos periodos de tiempo